¡Cuidado!

 Los sueños se sueñan pero muchos no son reales, es duro afrontar un fracaso, por ello en momentos seguimos intentando vivir algo ya falso que no está, se fue, pasó ese momento. Con el corazón se habla y con el alma se camina, tu sentir se escuchará, alguien lo hará… Si pierdes tu identidad, pierdes tu ser.