El niño de mis ojos…

Por que eres el niño de mis ojos me importas y no me importan, se suman al carro donde solo hay cupo para dos por que no son llamados. Las indirectas son muy directas, toca no salirse de lo correcto la prudencia manda, no existe otro interés. Ni un mosquito tiene la capacidad de invadir un terreno ajeno que …