Cuando no hay…

Vives en la sombra, te crees sin pecados, alzas gritos sin voz y no hay melodía en tus sílabas. No hay aire en tu silbido cuando careces de valores, eres sombra nocturna y te embriagas de alcohol para tapar tus heridas. Malo eres, ser oscuro, te recogen las drogas como abrigo sin turno, tapas bocas para tener placer sin ruido, no pides permiso para entrar y robas vidas por robar.

Cuando no hay infancia sencilla y columpios por arreglar, falta uno para que puedas entender que la vida no es robar placer a punta de navaja, obligando a alguien a callar sin querer hacerlo.

Eres uno más de tantos que cree que el puño no causa dolor, que cree que el niño podrá olvidar cuando asaltas cuerpos sin amar. Desprendes un mal olor en tu rabia de propagar, pánico y dolor. Payaso, bruto, para, calla, deja de insultar, de tomar el cuerpo de alguien para ganar, deja de pegar…

Que venga ya, que suene la sirena, me vas a matar… Le mataste el silencio, las ganas de vivir, ladrón de sombras ajenas… Mañana estarás fuera, con tu baba de rabia volviendo a atacar a otra alma pura, ¡sin piedad! ¡Dame tu dirección para poder denunciarte! No sé tu calle, solo conozco tu mal aliento. Ahora pienso que la calle de estos es el infierno, sin luz te quemará el fuego.

¡Basta ya! Déjarnos crecer, déjarnos elegir a quién amar o simplemente con quién estar. Solo somos mujeres luchando por poder por fin caminar respirando libertad…

Cuando no hay… ¿Dónde estaban tus padres?… Cabrón sombrío.

Por S.R.

“Solo somos mujeres luchando por poder por fin caminar respirando libertad…”

¿Por qué?

Un alma rota es peor que un demonio lleno de rencor. Escucho, pienso, actúo y luego escribo con el alma. ¿Todavía sigue mi grito sin escucha? ¿Qué os pasa? ¿Es que todos tenemos que callar, el grito es un sssshhhhhhhhhh? Luchamos entre mujeres, luchamos por una puta apariencia, criticamos lo que no tenemos y es justo eso ¿Sin luchar por lo que queremos? ¿Por lo que quieres?

Luego hablamos de machismo pobre y de feminismo imbatible ¿Eso qué es? Somos mujeres, tenemos poder sin tener una escucha ¿Para qué palabras sin manchas teniendo acciones por explotar y gritos por escuchar? No creo en el machismo, ni en el feminismo, ni en una justicia… pero creo en ti, creo en tu grito, creo en lo auténtico, en lo diferente…

¿Qué? No escucho que me llegue tu grito, grita y pide ayuda; sé una valiente ¡Griiiiiiiiita!… No mueras en silencio. No te enamores de palabras grandes que se hacen pequeñas e invisibles cada día, sé tú, sé yo, sé ella… sé la otra.

Ante todo… No calles, eres ¡Persona!

Por S.R.