¿Tarde para aceptar tu egoísmo?

¿Tarde para aceptar tu egoísmo?

    El último escrito de S.R. : ¡¡Rupturas!! nos viene a todos como anillo al dedo para darnos cuenta de lo egoístas que somos por educación, por estar a la defensiva frente la sociedad o por que lo queremos todo enseguida sin tener en cuenta las necesidades de los demás, ni las consecuencias que pueden tener nuestra egoísta conducta, como puede ser la soledad. 

     El orgullo y el egoísmo rompen relaciones, causan sufrimiento y sentimiento de malestar, producen daño a uno mismo y cuando te das cuenta ya has repercutido tus miserias en los demás por cobardía de asumir culpas.

     ¿Sin saber escuchar cómo vamos a entender las emociones de los demás? Vivimos sin paramos en pensar cómo se sienten quienes conviven con nosotros, qué necesidades tienen y no queremos darnos cuenta del dolor que les podemos causar. Benditos aquellos que tenemos a alguien de confianza para decirnos a tiempo cómo se nos ve exteriormente, antes de que sea demasiado tarde. 

     No siempre tenemos la razón, ni tienen que ser las cosas como nosotros las vemos, los prejuicios ciegan y nos hacen ser insensibles, hay que ponerse en el lugar del otro, e intentar entenderle.

     El macho no es el más fuerte, el duro insensible que más grita y que siempre tiene la razón sin compadecerse de nadie; es el que sabe mantener a su familia unida. Escucha y observa el comportamiento de los suyos para entender sus necesidades que seguro también las tienen, pues lo que para nosotros no tiene valor para los demás puede ser un mundo. Abrirse y sincerarse no es debilidad, es ser persona, satisfacer a los nuestros nos hará sentirnos útiles, formar parte de algo y nos lo agradecerán de una u otra manera.

     Necesitamos de los demás para sentirnos bien, sentir, amar, saber que alguien te espera, te mira, se preocupa por ti, te aconseja, vale la pena el esfuerzo y la cesión de parte de nuestra personalidad. Averigüemos y anticipémonos a las necesidades de quienes nos quieren, demostremos que nos importan y que les queremos, debemos transmitirles la seguridad de que nos tienen para lo que precisen. ¿Sin nuestros seres queridos qué somos, los mejores, los incomprendidos, o almas en pena?

       Por: Salva M.  

Saludos, puedes dejarnos tu comentario u opinión ...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola

Registro

[user_registration_form id=”9741″]