Manada de energúmenos… Solos no llegan ni a serlo.
Valor de Mujeres

Manada de energúmenos… Solos no llegan ni a serlo.

¿Qué parte de No, no entiendes?

     Mientras una marea humana se manifiesta por las calles de las principales ciudades en apoyo a la víctima de la “Manada” y en desacuerdo con la sentencia, las denuncias por violaciones suben un 28% el primer trimestre del año.

     Aunque la sentencia pueda ser correcta desde el punto de vista normativo y ninguno de los manifestantes se la haya leído, podría haber hecho justicia para la ciudadanía que espera se marquen los límites de las libertades y no limitarse a lo que se puede probar en Sala.

    Una chica que a la media hora de conocer un chico se va con el, sin ser acompañada por ninguna amiga en zona desconocida, tiene que ser consciente del riesgo que corre por estar envuelta en una fiesta de inhibición, alcohol y drogas de madrugada.

     Gustarle al joven que precisamente tenía que ofrecerles ” un trofeo” al resto para ser aceptado fue su error. Entrar de la mano en un portal con un desconocido es atrevido, pero terminar acorralada espalda a la pared frente cinco cerdos que le doblan la edad borrachos, drogados y que olerían a todo menos a flores, no creo que fuera un disfrute chuparles donde seguro no se han lavado. Encima que te graben por si la humillación no es poca, te quiten el móvil y te dejen tirada, demuestra que la chica se sometió para terminar cuanto antes.

    Del magistrado que ha emitido un voto particular en base a lo que se le ha podido poner delante de su nariz, se esperaba un poco más. Podía pensar que no se grabó o borró lo que no les interesaba por: Negarse, decir No, ¡basta! o ¡dejadme en paz cerdos! por poner ejemplos. Seguro que lo hubiese pensado de imaginarse su hija, sobrina o nieta en esa situación.

     Alertar del riesgo que corren los adolescentes que para ser aceptados socialmente en las redes suben fotos y conversaciones de las que no tendrán control y que pueden ser malinterpretadas en otro contexto. Si exponen su intimidad, facilitan quién está al otro lado de la red invadirla.

    Pobres de mente quienes crean que una mujer se entrega y disfruta como se finge en el porno. El “macho” sabe cortejar una mujer, le gusta sentirse deseado y le hace el amor como si no hubiera un mañana, saliendo satisfechos física y emocionalmente ambos del encuentro, no le hace falta forzarla, ni siente placer con su sufrimiento.

     Alquilar un cuerpo, someter, humillar o vejar por posición económica, social u fuerza física a alguien, no puede satisfacer más allá de los pocos minutos de placer que le proporciona tal sexo mecánico. Si emocionalmente disfruta del sufrimiento de su víctima, debe ser apartado de la sociedad.

       Por: Boro.

Saludos, puedes dejarnos tu comentario u opinión ...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola

Registro

[user_registration_form id=”9741″]