Sí pero con una misma actitud por ambas partes pues los daños colaterales de una separación son los hijos. Mientras nosotros estamos hechos tras vivir nuestra infancia y habernos desarrollado como adultos, a ellos les ha pillado en su etapa de aprendizaje. El trauma de la separación deriva en un torrente de sensaciones negativas que todos experimentamos: Rencor, ira, desesperación, ansiedad y frustración. Una familia se rompe en pedazos por lo que cambia la vida para todos, siendo fácil que pague el débil pues como ahora vale todo, que cada uno se coja donde pueda.

Los padres que no hemos procurado a nuestra prole una infancia como la nuestra, debemos mitigar el daño que van a sufrir nuestros hijos con una dedicación que les compense. No proyectemos nuestras frustraciones sobre ellos, no han pedido venir a este mundo, ni tienen la culpa de nuestros errores, menos ser mensajeros de nuestra maldad, ni moneda de cambio de ningún chantaje emocional. Los padres divorciados podemos mantener la distancia cómodamente en casa, mientras ellos tienen que ir de un hogar para el otro les guste o no. Adaptarse a nuevas costumbres, normas, así como aceptar a las nuevas parejas y hermanastros. No debe ser fácil, ni cómodo para quien vivía en la protección de un hogar, tener que dividir su vida.

Dejémosles espacio e intimidad para desarrollarse, sin pedirles y menos imponerles lo imposible, no van a poder condimentar nuestro desaguisado, simplemente intentarán sobrevivir en la parte más fácil si se ven envueltos en medio de una guerra. En ese caso, será más fácil que tiendan hacia el mal pues suele creerse y premiarse antes. Quienes se crean perdedores, sin ventaja frente al otro por no haber recurrido miserablemente a envenenar la mente de un niño en supuesto beneficio propio, ni haber inculcado el odio hacia el otro; decirles que animo, que con el tiempo sacarán sus propias conclusiones, valorando y apreciando quienes han jugado limpio, si son capaces de darse cuenta algún día.

        Por Salva 

        Por: Salva

Únete a la conversación

1 comentario

Deja tu comentario:

  1. Buenas Salva te tengo que dar mi opinión y es que resumiendo tu escrito lo mas importante aunque los padres estén separados tienen que ir de la mano en la educación del hijo…en cuanto esto se desvía el hijo sufre y lo peor de una separación donde el hijo sufre es que se refugie en el mundo de las drogas para evadir el problema.

العربية简体中文EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsРусскийEspañol