Anuncios
Come bien y mastica despacio.

Come bien y mastica despacio.

Comer bien y mastica despacio para quemar grasas

      Come en cantidad alimentos bajo en calorías. Un gran plato de espárragos revueltos con setas🍄 y calabacín es una buena elección. Entrena tu estómago, haz cinco comidas al día. No elimines por completo ningún alimento. Si hay alguno que te gusta mucho pero contiene muchas calorías, tómalo en pequeñas cantidades y elige el momento adecuado para su ingesta😋
      Un capricho no es abusar, hay que ser responsable. Hidratos de carbono integrales. Controla su consumo, elige la opción integral y su ingesta preferiblemente siempre que vayas a tener una actividad física posterior. No consumas calorías vacías. Hablamos de los alimentos que aportan muchas calorías y tienen un escaso valor nutricional.
    Planifica tus comidas🍽 semanalmente. Así es más fácil no cometer errores en tu dieta. Mastica y come despacio con tiempo. ¡Es importante para un proceso de digestión óptimo!☺😘

    Comer, además de ser una necesidad básica, era y es uno de los mayores placeres, el cual hemos olvidado. Masticamos un promedio de ocho veces por bocado, y se recomienda un mínimo de 40 masticaciones por cada bocado. Como he dicho antes, masticar bien los alimentos no sólo nos va a ayudar en la digestión, sino que también va hacer que consumamos menos cantidad, pues nuestro cerebro a partir de los veinte minutos de haber empezado a comer empieza a detectar que está saciado. Y si además comemos más lento, vamos a necesitar menos cantidad de alimentos con lo cual, nos va a ayudar a disminuir de peso y estar mejor nutridos.

    Una buena digestión empieza en la boca, una masticación lenta nos va a ayudar a liberar las enzimas digestivas que a su vez nos ayudan a descomponer los alimentos y por supuesto una mayor asimilación de los nutrientes:

  • Facilita la digestión. Masticar reduce el malestar digestivo y mejora la asimilación, nuestro organismo absorberá mucha más cantidad de nutrientes.
  • Salud bucal. La saliva evita que los alimentos queden adheridos a los dientes y tiene además funciones antibióticas. Vamos a fortalecer nuestras encías, ayudando en dolores dentales, piorrea, gingivitis, etc…
  • Cuando masticamos bien nuestros alimentos estamos más contentos, se producen más endorfinas y oxigenamos nuestro organismo, reduciendo el nivel de estrés y obteniendo una gran sensación de bienestar.
  • Nos ayuda a adelgazar y mantener nuestro peso. Tenemos sensación de saciedad.
  • Reduce los gases y flatulencias, cuando comemos rápido, ingerimos más cantidad de aire.
  • Tenemos menos necesidad de comer entre horas, porque el cuerpo no necesita más azúcares.
  • Si ensalivamos bien los alimentos, no tendrás tanta necesidad de dulces refinados, ya que nos va a permitir que pase más azúcares a la sangre y sus niveles se mantendrán estables.
  • Nuestra sangre se vuelve más alcalina y esto nos va a ayudar a prevenir enfermedades. Una buena digestión va a hacer que los alimentos que pasen a los intestinos tengan el ph conveniente para su absorción.
  • Mejora el sabor de lo que comemos. Triturar y ensalivar cada alimento nos potencia todo su sabor, con lo que necesitaremos menos sal y condimentos a la hora de cocinar.
  • Según estudios científicos, la masticación estimula las funciones cognitivas, con lo cual tendremos más claridad mental.
  • Nos hace más pacientes y con más auto-equilibrio.
  • Incrementamos nuestra energía y vitalidad. Cuando hacemos una mala digestión nos sentimos más pesados y sin ganas de continuar nuestras tareas. Por el contrario, después de una buena digestión nos sentiremos más ligeros y con la suficiente energía para continuar nuestra rutina.

   Al principio resulta difícil, porque hemos perdido el hábito de masticar. Si observas un niño pequeño, verás como mantiene la comida en la boca, y de forma natural le da vueltas y vueltas masticando, y nosotros le incitamos a que coma y trague rápido. Ahora tenemos que volver a aprender a masticar bien los alimentos y para eso sólo se necesita practicar.

   Te doy unas pautas para que empieces a masticar:

  • Lo primero es prestar atención, la Atención Plena es imprescindible para una buena masticación. Tienes que masticar un mínimo de 30 veces por bocado.
  • Antes de empezar a comer, mastica con la boca vacía, esto nos producirá más saliva, trágala. Así, aportarás más enzimas digestivas que te ayudarán en la digestión.
  • Procura comer en pequeños bocados. Si te llenas la boca no podrás ni masticar ni ensalivar bien los alimentos y tendrás la tentación de tragar más rápido.
  • Deja el cubierto apoyado en el plato entre bocado y bocado, date el tiempo de masticar. Si preparas el siguiente bocado mientras masticas, te estás dando prisa tu mismo para tragar rápido.
  • Cuenta las masticaciones, lo ideal es entre 30 y 50 masticaciones por bocado, cuando ya sea un hábito podrás dejar de contar y tu experiencia con la comida cambiará por completo.
  • Procura comer en un ambiente tranquilo, evita la tele y las distracciones.

    Además de preocuparte por una buena dieta y unos alimentos de calidad, preocúpate por una buena masticación para una alimentación saludable y una buena salud.

   Empieza a quererte, a respetar tu cuerpo (te recuerdo que no tienes otro), y a no privarte más del placer de comer con consciencia, sentirte plena y saludable, siempre depende de ti, tú y sólo tú eres la responsable de tu vida.

Anuncios

Saludos, puedes dejar un comentario...

Menú de cierre
×
×

Carrito

Registro

[user_registration_form id=”9741″]

Anuncios