Adoptar una actitud positiva frente al mundo te hará más feliz y hará que los demás sean felices contigo. Además, tal vez no lo creas pero se ha comprobado científicamente que tener una actitud mental positiva puede reducir los niveles de estrés y mejorar la salud.

     1. Desayuna. El desayuno no es solo la primera comida del día, es la más importante, la que nos ayuda a tener energía, pensar y desempeñar exitosamente las actividades del día. ¡Saltarse el desayuno no es buena idea! Puede provocar cansancio, mal humor e incluso depresión

     2. Sé agradecido. Piensa en todas las cosas buenas que tienes en tu vida, si es necesario escríbelo para poder leerlo cuando tengas el ánimo más bajo. Tener presentes las cosas buenas mantiene a raya a las malas, y saber agradecerlas ayuda a sentirse mejor.

     3. Haz algo de ejercicio. Los expertos aseguran que 30 minutos de ejercicio 4 veces a la semana (y si se puede, todos los días) es el mejor antídoto contra la tristeza y el estrés, ya que libera tensiones y mejora el ánimo y la actitud.

     4. Aprende y ayuda… ¡Aporta! Una de las mejores maneras de sentirte más positivo es sentirte útil y ayudar a otros. Contribuir con tu tiempo y esfuerzo a una causa te permitirá ver tu realidad con otros ojos, y por supuesto, cuanto más aprendas, más rico te sentirás.

    5. No veas dificultades, plantéate retos, que es diferente.Y ponles una fecha.  Abordar tus propios desafíos y superarlos te hará sentir más fuerte, válido y serás más feliz

    6. Escucha música y canciones con letras bonitas. La música es terapéutica, alegra el corazón y despierta buenos sentimientos .

     7. Intenta tener siempre una actitud amable y agradable con los demás. La sonrisa es contagiosa… con los demás y con nosotros mismos. Piensa en lo agradable y bonito que es que alguien te sonría por la mañana, ¡y ponlo en práctica! Cuantas más sonrisas des, más te devolverán.

     8. Usa zapatos cómodos y bonitos. “Si te duelen los pies te pones de malas. Y lo mismo sirve para los pantalones que aprietan o para las prendas incómodas.

     9. Acepta que no todo es perfecto. Ser positivo significa asumir el hecho de que todo en esta vida necesita un equilibrio, y que no todo puede ocurrir como nosotros queremos. Hay situaciones que se escapan a nuestro control, y lo mejor que se puede hacer es abordarlas con calma.

     10. Elige buenas compañías, ¡y cuídalas! Procura rodearte de personas positivas, alegres y activas,  y evita en la medida que puedas a las negativas. Los pensamientos negativos se retroalimentan y contagian, ¡pero con la alegría pasa lo mismo y es mucho más divertido!

Publicado por UpPersonBlog.com

Intentamos llegar a las personas con la verdad, puerta de la realidad. Tu apoyo vive con nosotros.

Deja un comentario

Cuenta tus experiencias para ayudar quienes estén pasando por lo mismo, saludos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.