Detalles…

Detalles…

Detalles que te hacen pensar ¿Qué camino escoger para escapar cuando te sientes escaparate donde sopla el viento para así poder cambiar un aire? Detalles que te llevan a valorar tu bondad y su superficialidad, tu dolor y su rencor, su juego y tu realidad.

Detalles, detalles sucios por palabras rotas, futuros incómodos por gente loca, loca de vergüenza regada por soberbia. Pobres, ¿peleas indignas buscando razones muertas mientras le dais sepultura a un muerto? Me indigno ante tal malicia. Detalles de gente infernal, mientras alguien en el cielo quiere entrar.

Detalles, frustrados por gente tan vulgar que jamás respetarán a quien no han sabido jamás valorar. Excusas manchadas de odio por un sitio que sentar o una apariencia que celebran solo por buscar un momento de engaño y no una sola verdad. Decir adiós es saber amar, el que detalles tenía sabría en ese momento como callar.

El que no ama jamás sabrá lo que es perder una amor tan enorme como… una MADRE, esa será tu ausencia de nunca tener ese algo de valentía o detalle. No todo es pelear por oro o plata es ganar, mejor llorar una pérdida que vender una apariencia…

Por S.R.

Recuerdos…

Ya entramos en esa época donde el corazón padece más que la razón, recordando una infancia o un tiempo, donde el mayor regalo era tener tu familia alrededor de una gran mesa, donde se vivía esa euforia de volver a ver esos primos lejanos, los abuelos, los padres, los titos y titas.

Hoy para muchos, la mesa se hace pequeña y faltan platos llenos de amor, faltan esos regalos de lazos rojos enormes… El AMOR. Faltan esos olores, esa alegría nada comercial, falta la bondad y seguro… Un recuerdo de alguno que ya no vive, al igual que el sonido de esos villancicos cargados de risas y alegría.

 Los hijos de hoy y algunos de ayer, recordarán regalos de plástico y mucha tecnología, otros ya empezando una nueva familia, se olvidan de sus orígenes y los que han  hecho parte de su infancia… ¿Juntamos «amigos» y algunos conocidos para llenar ese hueco de mesa pasada? ¿Inventamos amor donde hay dolor, cinismo y mucha hipocresía? Recuerdos, sí… ¡Desde la rabia de un dolor que se esfuma con copas de alcohol mezcladas con un silencio de risas maquilladas!

Gente que no se conoce en años y se desean felicidad a cambio de un simple detalle, tapar la soledad escondida. ¿Navidades frías por recuerdos ardientes? Ser uno mismo todo el año y ser divino es tener realmente un Espíritu Navideño…

En estas Navidades regala recuerdos, intenta ser tú, no dividas familias, no inventes escaparates, la Navidad no es un anuncio solo es capacidad de cambios e intento de ser lo que en verdad no eres… Saca lo mejor que hay en ti.

Regala tus buenos recuerdos y vive solo VERDADES.

Por S.R.

¡¡¡Agradecer!!!

Le damos mucho valor al perdón, a la lealtad… Y lo más significante pedir una que otra vez ayuda a alguien ¡sea quien sea! Muchos dicen que no necesitan a nadie, otros que lo saben todo, algunos hasta se regodean de sus supuestos logros de ayudar a los demás… ¿Es esto verdad, real?

¿Puede vivir alguien sin la necesidad de jamás pedir ayuda? Y el que lo hace sin que nadie le pida nada, ¿sabe el ayudado decir una palabra tan simple como gracias? ¡Dicen que si se perdona jamás se olvida! ¿Pero es que el que es ayudado también puede olvidar la ayuda sin agradecer tal logro?

Hoy día utilizamos otras mentes para llegar lejos, incluso utilizando maniobras rodeadas de astucia para que el agradecido parezca el ayudado y el ayudado parezca el agradecido. ¿Qué está pasando?

También hemos perdido de nuestro vocabulario el reconocimiento al que siempre está ahí para todos ¿quién le dará las gracias? ¡¡¡NADIE!!!

Hoy el ayudar se ha vuelto una obligación y el «GRACIAS» ¡¡una simple ilusión!! ¿Se puede aceptar un favor sin ser agradecido?

Por S.R.

¿Volver a la Rutina?

Después de unas vacaciones, tenemos la sensación de estar algunos más agotados que descansados, generalmente dicen algunos expertos que después del verano vienen las separaciones. ¿ En serio uno tiene que pasar el verano para darse cuenta que su relación de años no funciona? Me parece una cobardía poner como excusa algo que se lleva rompiendo, por pasar un mes más o menos juntos compartiendo vacaciones.

Soy de la opinión que el que quiere… PUEDE, la pregunta es: ¿Lucharías por recuperar años de relación? Estamos algo equivocados al creer que hay algo magnífico fuera esperándonos, sí por supuesto que alguien habrá, pero ¿Que valga años de esfuerzos, de planes, de risas, llantos, momentos?

No estoy en contra de los que en momentos piensan que lo mejor es terminarlo todo, si no hay nada más que arreglar es una buena manera de finalizar una relación, un amor siempre deja sus huellas, esas huellas son muy difíciles de borrar, cuidado con las pisadas que das y controla esa dirección.

No siempre habrá una señal para indicar un camino fiel y seguro, más que el otro ya caminado. ¿Se puede volver a amar, a resucitar una relación que uno cree ya perdida?

¡YO OPINO QUE SÍ!  ¿¿¿Tú… QUIERES???

Creo en momentos que es más fácil perdonar que resucitar un gran amor, más fácil destruir que construir… Infelizmente para mi, eso sí que no es ¡VOLVER A LA RUTINA!

Por S.R.

¿Hablamos de valores?

Vivimos en una sociedad llena de prejuicios, donde todo hoy día es superficial. Le damos más que nunca importancia a la figura más que a cultura, a los amigos o novios más que a los hijos, a la silicona más que al corazón, al sexo más que a la razón, al microondas más que a un fogón.

Algunos de nosotros venimos de la antigua escuela de vida, donde la educación y el respeto eran gratuitos, donde la palabra era un pacto, los padres un guía, las horas de comida o cena una reunión necesaria, donde la música en ocasiones era el sonido de carcajadas de unión entre familia.
   ¿Dónde está ese olor de los pasteles, las sopas y los guisos caseros?

¿Dónde está la elegancia, la disciplina, la moral, la ciencia de ser algo?
   Modernos os llaman…. ¿Modernos?

Por S.R.

¿Traición?…

¿Qué pasa cuando tus sueños soñados despiertos se hacen dormidos, Y NO LO VES? ¿Cuándo las palabras se hacen sordas, Y NO TE ESCUCHAS? ¿Cuándo las promesas antes de hacerse reales se mueren Y NO TE INMUTAS? ¡Así empezamos cada año, con aspiraciones y luchas que terminan sin ser cumplidas y al año próximo repetimos los mismos rituales en querer cambiar cosas que nunca llegan a su destino

Es curioso como maquillamos y nos vestimos de gala para tapar nuestros defectos, olvidando los errores del año anterior para volver a empezar ¿a qué? Somos tan estupendos que nos traicionamos a nosotros mismos por vivir con papeles en forma de dinero que compran engaños y soledad de otros, engañando así un amor inventado.

¿Qué pasa con tu verdad? Un brindis… Y brindamos por otro año, en general rogamos que sea más y mejor. ¿Quién y cuáles brindan o piden cambiar tal engaño? Son pocos los que Piden ser más y mejor persona, no solo con el de al lado u con tu familia, o con un aparente amigo ¡CONTIGO!

 ¡No mientas a tu alma, brinda por tu caridad, por la verdad, destapa y sé TU! Desnudar la mente no es pecado, PERDONARSE es de sabios, traicionar tu corazón por huir de la verdad es de… ¡COBARDE!

Por S.R.

¡¡¡Matrimonio!!!

Nos casamos algunos enamorados de ese ser entrañable lleno de ilusión, ternura y ¡cómo no! Con unas promesas implacables, hacemos de la pasión algo mágico y del complacer una sugerencia diaria, creemos que es para siempre y vamos comiendo una rutina que con el tiempo se ve algo aburrida, aún así la mente sigue pensando en esas promesas ya tan lejanas prometidas pero siempre con esa ilusión de que se realizarán.

El tiempo en años ya juega en contra cuando todo se vuelve nublado y poco ardiente, las dudas te atacan y empieza la guerra entre lo que dirán y lo que realmente sientes o quieres, te preguntas… ¿Dónde está ese hombre o esa mujer que ahora parece extraña a tu lado? ¿Por qué se cambia tanto con el matrimonio? Años de convivencia, de complicidad, algo dulce se vuelve amargo, ¿culpables o víctimas?

Yo creo que perder la identidad, sufrir el silencio o escuchar callado, es como gritarse a uno mismo, luego está ese sexo sucio por cumplir con algo que no es excitante ni seductor ¿Dónde se quedó ese ser lleno de sensualidad y de ternura? En un recuerdo tan profundo, a veces ya olvidado por no tener el valor de volver a enamorar o resucitar ese presente…

¿Es mas fácil empezar algo nuevo? ¿Por qué no recuperar y renacer a ese ser que a un altar te ha llevado? ¿Promesas… o Matrimonio?

Por S.R.