Divorciados/as ¿Valentía o Intereses?

Cuando termina ese gran amor o ilusión de una vida compartida quedan pedazos de ese viaje, algo que no se puede partir ni nadie puede romper…¡los hijos! Vivir de escaparate aparentando ser lo que ya no sois es como esos que juegan al escondite sin saber perder, esos padres y madres sin saber jugar entran en guerra sin fecha de caducidad.

No es un divorcio un parque de atracciones. No, no lo es… una separación tiene que ser ¡limpia sin más! ¡Duele!, ¡sufre!, ¡llora!, ¡calla!, ¡acepta! y ¡calma! No es un logro pero tampoco es un fracaso, no hay que condenar una decisión que a la larga tiene que traer libertad y satisfacción. Recuerda que el dolor de hoy será la victoria de la ¡felicidad de un mañana! Lo que jamás debéis hacer es amar por obligación, estar por interés, así como condenar a los hijos a una vivencia infernal.

Amar es dejar de compadecerte de lo que no tienes ya que ¡nada es de nadie! Respetar es no usar hijos como papel roto de un retrato desdibujado. Si algún día has amado, deja que tus retoños sean felices con el cariño de ambos progenitores.

Seamos valientes no interesados, un divorcio no es un negocio, ni tus hijos son el logro de la rabia del otro… no los hagas víctimas hoy, por que ¡mañana serán tus peores enemigos!

Por S.R.
Porque abandonaste a tu Padre ¡Igualmente!

Porque abandonaste a tu Padre ¡Igualmente!

Soy tu padre no tu esclavo, no tu colega de copas o tu amigo de faldas engañosas, me rompes tú el corazón con tu engaño y manipulación, tu chulería y tus sucias respuestas, me he cansado de esta condenada situación de ¡título de Padre!

Ayer fue tu elección, esa que me rompió. Hoy soy yo el que te desprecia, el que no te llamará más hijo, el que no estará más en tu miserable mundo. Me desean soledad… lo que no saben es que yo amo y soy amado, no saben que tengo hijastros que me respetan más que mis lazos de sangre, que no vivo con envidiosos ni enfermas de rabia, que no visto de marcas de plástico ni voy a tiendas de ¡nombres ingratos!

Quédate sí, con esa que tanto menú te prepara, de primero egoísmo y de segundo rabia ¿hijo de esa que será tu postre mañana? ¿Cuánto más vas a tragar por interés? No más culpas, yo he luchado, peleado, llorado y jodido un buen ambiente familiar para que tú aquí pudieras estar. He quitado de muchos para premiar tus faltas de respeto, tus mentiras, he pisado a otros para que tú cabrón tuvieras tu sitio! ¡Qué ciego estaba!

Me he preguntado: ¿Contigo qué hago, lo mato? Una pregunta estúpida por callar gritos elaborados por ti! ¿Tú hijo dónde estabas? ¿Cuanta maldad más hay en tu interior, me quitas paz por vencer? Ayer ganaste, hoy has perdido un Padre… yo estoy saciado y sanado Tú vendrás hambriento, en ese momento ¡solo encontrarás silencio! ¡Igualmente!

Por Salva

Estado de Sensatez…

Lo del Estado de Sitio suena a pasado, equivale al estado de guerra y tiene como fin obligar mediante represión lo que manden las Leyes de ciertos hombres. Dictadas por políticos con currículums hinchados o plagiados en la parte que les convenga, que un día dicen una cosa y al dia siguiente la contraria. Esclavos de intereses particulares, partidistas o de las puertas giratorias de las empresas que les emplearán correspondiendo sus favores.

En tiempos donde mueren personas en la más triste soledad, no son capaces de reunir a expertos en la materia que nos sepan recomendar lo que debemos hacer. Desde la sensatez, el sentido común y la prudencia que les falta podríamos conseguir frenar esta pandemia. Simplemente recurriendo a la unidad de todos y para todos pues no es cuestión de estados, naciones, comunidades ni fronteras; es cuestión de personas. Si como padres no somos capaces de pararnos un simple momento para escuchar qué atormenta, temen o anhelan nuestros hijos ¿Cómo lo va ha hacer un Estado por nosotros?

Tiempo de familia es, trabajar desde dentro de casa hacia fuera, unir esfuerzos en sensibilidad e higiene y apoyarse unos con los otros, sentirse parte de algo, nadie puede ni debe ir por libre. Como cabezas de familia, debemos coordinar las extremidades entre si, aunque cada una tenga una función diferente todas tienen un mismo centro. Aunque nunca hayamos vivido nada parecido, la diferencia entre la sociedad de nuestros padres y la nuestra, nada tendrá que ver con la que heredarán nuestros hijos que también vinieron sin manual de instrucciones.

Llamo para que nos desprendamos de nuestros rencores que no se pueden ni reciclar y que ocupan espacio en nuestra mente. Los que quedamos vivos debemos aprovechar el tiempo y seguir, marcardo el camino seguro para nuestra prole. Preparados para sufrir los cambios que hagan falta, aunque el miedo nos hiele el cogote hay que seguir, parar es darse por vencido y darle la razón a quien haya inventado esto. Puede pensar que los robots tienen la ventaja de no enfermar, ni hacen huelga pero nunca tendrán ambición, talento ni podrán poner pasión en nada.

Somos el ejemplo de una actitud que debe ser recordada por nuestros descendientes, aunque no sepas cómo, no fuerces lo que no fluye aunque parezca que nada avance, observa tu entorno alerta. Tu familia depende de ti al igual que tú de tu conciencia, no puedes permitirte el lujo de fallarte ni a ti mismo, esta vez no, es demasiado importante; sé mas fiel que nunca a tus principios para no flaquear en los malos momentos.

Aunque cada vez quieras más a tu perro conforme vayas conociendo las personas, muestra tu buen juicio y madurez que ya lo vamos siendo, ante las situaciones que se nos van a presentar para decidir con acierto. Yo lo voy a hacer, espero que tú lo hagas, pues entre todos saldremos de ésta sin esperar que nadie con su estupidez infinita venga a librarnos de nada.

Por Salva

Fortaleza Mental

Necesaria para superar este angustioso confinamiento que estamos intentando asimilar. Una «gripe» ha cambiado la vida del planeta al anteponer la economía a la salud de las personas. Inocentes mueren solos, la «preparada» sanidad se colapsa, los sanitarios se aislan con bolsas de basura, mientras la economía se hunde al igual que los dirigentes en sus mentiras e incompetencia.

Como hombres de casa mantendremos la calma y la firmeza en la rutina diaria, protegiendo nuestra familia que debería quedarse en casa. Nos expondremos en el trabajo, realizando compras y gestiones. Contaremos con la colaboración de los hijos en las tareas de limpiar y desinfectar cuanto entre en casa. Conoceremos la pareja y reconoceremos diferencias, esperemos que para bien.

Informemos a nuestros hijos sin dramatizar, mantendremos rutinas para diferenciar el fin de semana, haciendo todo aquello que no hemos hecho antes por «falta de tiempo». Procuraremos una calmada comunicación pues la convivencia no será fácil cuando se alarguen los días y caliente el sol a base de bien, aguantar a los hijos en casa puede desesperar a cualquiera. Mantener un contacto positivo con familiares, amigos y entrar en UpPerson servirá para subirnos la moral unos a otros.

Los padres divorciados que no ven a sus hijos por no respetarse las custodias compartidas, decirles que mantengan la calma pues siempre tenemos las de perder. Ánimo, no desesperéis que no es culpa vuestra y en cuanto podamos recuperaremos el tiempo perdido, ahora que valoramos la ansiada «normalidad».

Por Salva

¿Lecciones de vida?¿En serio?

Vestido de humildad, calzado con responsabilidad y sin abrigarme de maldad, acudí a una tertulia con un amigo. Confesaba que después de mantener a una de sus hijas durante treinta años le retiró sus caprichos al no visitarle, estando jubilado y viviendo cerca.

¿Es la pensión familiar lograda tras una vida dedicada al trabajo y superación para que los suyos tuviesen lo mejor? Desplazándose en ocasiones varios centenares de kilómetros para estar con sus familia, ahora ni contacto merece por que Papá ya no lo paga con papeles de colores.

La estocada de su niña se le clavó en forma de carta a puño y letra, aunque su ingenua esperanza necesitaba imaginar una confesión. Las dos primeras hojas detallaron una pirámide de reproches, contuvo la respiración en su vacío hasta el fin de su calvario sin leer nada bueno hacia su persona, dedicación y amor.

Sus logros se pretendieron envenenar con tinta diluida a pesar de haberse cobrado ya sus errores con abrazos de cinismo, no merecía entonces un tatuaje a fuego en el alma. Si la ingratitud de un hijo no es gratis, tampoco debería serlo la recompensa de un padre.

En la escuela nos enseñaron primero la lección y después nos ponían el examen, hoy primero nos examinan los hijos para después creerse con derecho de darnos lecciones de vida. ¿En serio?

Igual que un padre No puede regalar su presencia, un hijo tampoco puede pretender cobrar por su ausencia.

Por Salva

¡Qué dirán ellos!

¡Qué dirán ellos!

Ellos que desde pequeños les hemos vendido felicidad artificial, familias de papel, mentiras sin reproches… Hay ellos… madre maldita que te cambian por otra que les da realidad familiar y ¡les regala un hogar! ¡Destruida estarás en tu ego de malvada mujer! No sufras más por mi pobre felicidad, cruel no destruyas las murallas de mi vida, ni mi puente de ilusiones, solo ten piedad.

Qué dirán ellos al volver a empezar en otra parte y con otra mujer, por un puto error mío ¿uno más? ¡Luchad, luchad padres valientes por que nadie rompa vuestro tiempo presente removiendo un triste pasado! Darles una buena madre a ellos nos toca, ahora es la recompensa ¡ya que de eso trata el gran trato!

Les han robado una infancia, que nadie les quite su juventud, dejarlos reír, dejadlos vivir, han cambiado de cuna, no más cambios ¡no más errores! Alguien de aquí me dijo una vez: ¡Si existe la número dos es porque la uno ha fallado! ¡Cuanta razón amiga… ahora no les falles tú!

¡Qué será de ellos sin esa pobre mamá, es la única que con ellos está, que los escucha, cuida, regaña, educa y ama! Unos le llaman abusadora, otros le dicen la otra, alguien le llamará madrastra… yo la llamo ángel de mirada blanca, pura, paciente ¡rebelde en su calma!

Bienvenida a mi vida amada mía, perdóname por no darte todo lo que tengo, por no saber agradecer, por no llorar en tu hombro, por no taparte, por no valorar tu grandeza… Ya es hora de darte tu sitio, tu luna, tu brillo, gran esposa, gran amiga, gran Madre de hijos no paridos por ti pero criados como tuyos. ¿Qué dirán ellos si cumplo mis promesas? –Gracias Papá, nos has salvado y regalado un dulce hogar.–

Por Salva

¿Conectas con tu hijo?…

La mejor forma de conectar con un hijo es hablar con el, así de simple como complicado acaparar su atención. Pregunto si son más hijos de Youtube o de Instagram que nuestros. Tras ver las mentiras y despropósitos que siguen, o tomamos cartas en el asunto o tendremos hijos mal encaminados, si no lo están ya.

De niño admiraba algún familiar por sus consejos, seguía grupos de música por sus letras rebeldes y libres para no sentirme como un bicho raro. Hoy los «Instagramers» o «Youtubers» buscan hacerse visibles en Internet a cualquier precio, arriesgando «algunos» su vida en un «selfie», sin importarles lo que piensen o deduzcan nuestros hijos de sus «hazañas».

Nuestros hijos no conocen nada anterior a Internet, solo nos tienen a nosotros como puente entre los valores tradicionales y la actualidad para aprovechar lo mejor en cada caso, como hemos hecho nosotros. Más vale que conozcan nuestras conclusiones sobre relaciones, sexo, alcohol, drogas, modales, así como tu ética de ver y entender la vida. Mientras, todas sus vivencias y preferencias serán procesadas en un «ordenador gigantesco» de no sé que país, para ser vendidas al mejor postor.

Come con la familia unida, sin tele ni móviles. Los padres somos el ejemplo, conforme trates a tu pareja el tratará la suya, conforme te expreses lo hará el, si dices tacos el los dirá, si muestras prejuicios el los tendrá. Siempre se respeta la mesa y a los que están en ella. Si dices sí es sí, si dices no es no, la palabra que vale es la tuya y no se cambia. Si te equivocas te disculpas, exige lo mismo que das, sé justo y el lo será. Recuerda sé tú, eres su Padre.

Por Salva
Milímetro que das, Metro que pierdes...

Milímetro que das, Metro que pierdes…

Leída la noticia de un padre que ha estado más de dos años en la cárcel por la falsa acusación de su hijo, tras sostener que había amenazado de muerte a su madre; pregunto si nuestra autoridad como Padres puede caer más bajo o la maldad de un hijo puede subir más…

¿Qué admiración puede tenernos nuestra esposa cuando un hijo nos chulea en nuestra cara? Entiendo que desafíe nuestra autoridad para medir sus «cojones» pero buscarnos la ruina es demasiado. Sin respeto, ni establecimiento de límites, no hay ejemplo con el que poder educar un hijo.

De niño me decían que no fuera con malas compañías y si me castigaban en mi habitación solo me quedaba pensar en las musarañas. Ahora nuestros hijos absorben por todos lados violencia, falsas noticias, porno donde no se respeta a la mujer y si oyes las letras de las canciones de moda «apaga y vámonos»

Las buenas costumbres, maneras, formas de comportarse y educación que pretendemos inculcar les parecen aburridas, prestan más atención a un vídeo donde alguien sufre una paliza o humillación por no ser lo suficiente hijo de puta, como para hacerse respetar hoy en día. Encima se difundirá sin control ¡Qué pena!

Si aflojo la disciplina por un poco de paz, soy consciente que ese margen lo voy a perder, teniendo que luchar para no perder otro tanto, con la sensación de hacerme pequeño. Mientras alimento el «monstruo» que algún día me puede hacer pasar, por donde nunca pensaría que pasaría el Padre de la noticia del principio.

Por Salva

Camino a ninguna parte…

Un ángel guió a Jonás de siete años por los montes de Tenerife, mientras su hermano al que le sigue guardando golosinas y su madre, morían a pedradas en una cueva a manos de su padre. Este, planeó sus miserables crímenes con engaño, prevaleciéndose de su única superioridad, la criminal.

Cobarde por no aceptar un Finmiserable por cobrar tus errores con sangre inocente ¿Sientes que has perdido el control?¿ Tu vida se te ha escapado de las manos? ¿Todo se ha desmoronado a tu alrededor ante la impasible mirada de todos? ¿Tu fracaso no parece importarle a nadie?…

Puede que así sea, que solo te haya acompañado la ira para cegarte en tu macabro fin, pagar con daño quienes osaron desafiar tu prepotente orgullo. Para cuando seas consciente, tu voz suplicará por las almas de quienes has apagado la luz de su sonrisa…

Te sentirás nada, vacío ya lo estás, tu mujer e hijos no eran pertenencias que no te podían abandonar. No, nadie es de nadie, tus hijos lo son de Dios, libres de sentir y de vivir tenían que ser, no presos de tu atrocidad. Solo eras su maldito problema y lo has convertido en su tumba. Han vivido y descansan en paz, tú no lo harás…

¿Qué queda tras apagar la vida por quienes suspirabas? Aunque cierres los ojos, no dejarás de ver la última mirada antes de apagar su luz ¿Acaso te molestaba su brillo? Más brillarán en tu oscuridad, arrastrado por tus remordimientos sin descanso, nada tendrá sentido, nada…

Ya que no has tenido la valentía de aceptar un no ¿Por qué no has tenido valor de matarte? Nadie te llorará pues creo que no te mereces ni este escrito. Para cuando te lo preguntes, decirte que ya estás en el infierno del olvido…

Camino a ninguna parte.

Por Salva

Mi rincón de pensar…

Mi padre parecía mandar en casa, una veces más acertado, otras menos a mi entender, pero lo que decía iba a misa y ya está; ya tendría tiempo en saber si estaba en lo cierto o no. Había un mundo entre nosotros y siempre pensé que yo me entendería mejor con mis hijos.

Cuando me quise dar cuenta mi zona de confort dejó de serlo, mientras me preguntaba si podía pegar los pedazos de lo que creía mi familia, todo el mundo se puso de acuerdo para joderme la existencia, aprovechando mi debilidad para decirme lo que antes no se atrevían a decir, creyéndose entonces mejores que yo.

El juzgado tomó en cinco minutos, decisiones que a mi me costaron una vidapendiente más de los formalismos que de mi interés. Acorralado sin recursos, mendigué favores y contuve las ganas de romperle la cara a más de cuatro mal nacidos, no merecedores ni de mis pensamientos.

Aconsejo retirarse al rincón de pensar, busca un espacio libre que es gratis, podrás contemplar la belleza de un atardecer, jodido contigo mismo para sentir libertad; que te parezcan más pequeños los problemas y tocar fondo solo. A partir de ahí queda renacer con ilusión y quererte por levantarte .

No esperes que nadie te pregunte como estásSin asociaciones ni ayudas para un Padre, remonta con esperanza y mantén la cabeza ocupada para contener tu ira y no terminar como el del escrito anterior. Todo tiene un principio y un final que no es el tuyo, si cuando remontas molestas, vas abriendo los ojos y desprendiéndote de los interesados que nada aportan a tu vida.

Por Salva
¿Incertidumbre Respirable?...

¿Incertidumbre Respirable?…

Los ojos del hombre más «poderoso» del mundo, observan como levantan una valla en las inmediaciones de «su Casablanca» para refugiarse del mismo «pueblo» al que prometió proteger con un muro en la frontera de Méjico. Ninguna de sus agencias militares, ni Inteligencia Artificial predijo que un «bichito invisible» pondría en «jaque» su imperio económico, ni que podría convertirse en «mate» la reacción social por la muerte de un «solo» ciudadano que no podía respirar tras ser detenido.

Sale con blancas contra el mundo, utiliza sus poderosas piezas contra los diferentesfingiendo desconocer reglas establecidas antes que nacieraNo siempre la estrategia será la esperada, el «Karma» le sorprenderá cuando menos lo espere. Cuida los detalles, el diablo es juguetón y le gusta pasar inadvertido. Sin fe en uno mismo, nunca tendrás la intuición «Divina» para aventajar ningún adversario, menos si lo subestimas, pues nunca conocerás verdaderamente quien está al otro lado del tablero.

¿Cómo proteger y de qué tu pueblo si no eres capaz de protegerte de tu propia incertidumbre? Ni el «hábito hace el monje», ni agente de nada es un miserable que asfixia a un persona inmóvil en el suelo. Policía es una persona que cree en la justicia, trabaja con honestidad, sirve a los demás por que ama al prójimo y se dignifica por ello a sí misma.

Mientras el resto de mortales, nos permitimos el lujo de utilizar nuestro «poder anónimo» para traicionar nuestros semejantes con desprecio, mentir a la cara quienes no lo merecen y fallar quien nos ama y confía en nosotros. Disfrutamos adjudicándonos pertenencias, pensamientos o acciones que no son nuestras; aunque vivamos respirando la incentidumbre por lo desconocido, nos creemos inocentes y mejores que los demás.

El Padre que no se entrega al amor, no escuchará su ángel de la voz de quien le ama. No dejes de caminar aunque pierdas tu esperanza, si bajas la cabeza perderás de vista el horizonte y no verás las señales que guían el camino de tu familia. Aunque resulte difícil seguir un consejo y más darlo, prefiero amar a la «reina» que me abraza más fuerte en mis muchas derrotas, que las que lo pretenden ser en mis pocas victorias.

Por Salva

Abre Caminos…

Y decían que los niños venían con un pan debajo del brazo, esta semana algunos se enfrentan a la Policía y roban productos de tecnología, mientras hacen pintadas anticapitalistas en un un país con políticos corruptos. Donde se divide y quieren poner más fronteras a las personas, siendo la historia diferente dependiendo del lugar o la ley de educación del gobierno de turno.

Vaya ejemplo y orgullo sentirán sus padres de tales hazañas. Igual comparten los selfies de su hijo con la cara tapada y una barricada de fondo. Luego que no se quejen si dentro de casa van a «ostias», pues autoridad que respetar no hay, no creo que se comporten diferente que en la calle.

Ese no es el ejemplo, debemos ser tolerantes con las personas, su raza, ideología, orientación sexual o clase social para diferenciarnos de los animales, pues hasta un perro es fiel y se alegra siempre de vernos a pesar de que podamos ser feos, pobres o idiotas.

Como Padres, inculcarles que agradezcan estar sanos y que se conformen con lo que les podamos dar. Pertenecen a la cuarta parte de las personas del planeta que tienen comida en la nevera, agua potable para beber, ropa y zapatos que ponerse, así como una cama bajo techo.

Educarles en lo positivo sin proyectarles nuestras frustraciones, para restar ya están los demás, siendo sinceros en nuestras equivocaciones para que tengan la ventaja de aprender de nuestros errores, al aprovecharse de nuestra experiencia.

Debemos averiguar y apoyarles en las habilidades que puedan tener, para que se apasionen y desarrollen algún talento en aquello que les guste, no les empujemos a aquello que nos hubiese gustado ser a nosotros.

Abre caminos sin miedos, la mejor herencia que les podemos dejar es enseñarles que con trabajo, sacrificio y dignidad podrán conseguir lo que se propongan confiando en su instinto. Sin dejar nunca de perseguir sus sueños y haciendo caso omiso de quienes no les crean capaces, pues la historia está llena de ejemplos de superación.

Por Salva

Cruda y Amarga Realidad

Respeto a todos los padres que sufrimos sin poder demostrarlo para no confundirse con debilidad. Padres que pagamos la ausencia de nuestros hijos tras preguntarnos la culpa que les corresponde, incrédulos de su maldad aprendida y la nula compasión hacia nosotros. Entiendo que en medio de una guerra elijan la postura más cómoda pero pasar los límites que nos establecieron a nosotros es demasiado; basta recordar lo que en nuestra infancia significaba respetar a un padre.

¿Merecemos tales faltas de respeto, desafíos y puestas en evidencia? ¿Mi hijos no son capaces de ver nada bueno en mi? ¿Son enemigos a estudiar antes de que tome las medidas de mis debilidades? Crees que son mensajeros envenenados por la Ex, aprendendiendo la maldad por el camino, añadiendo más dolor en sus actos y respuestas. ¿Sería pedir mucho que la ex por el bien del desarrollo personal de los hijos no despreciara al padre? ¿Puede dejar de hablarles mal y tenerles aparte en nuestra obligada guerra? ¿Cuál será nuestra responsabilidad en sus formas de relacionarse?… ¿Familia o el todo vale?

Levanto la cabeza para no distraerme, con los falsos amigos que esperan que caiga para justificar su miserable existencia, ni con quienes creía mi familia, que condicionaron mi vida para que fuese «políticamente correcta». Enfrente esquivo las zancadillas de mis hijos, creyéndose con derecho a desafiarme y juzgarme por ello.

La «justicia de los hombres» me quitó mi autoridad, siendo padre para pagar y callar. Tú decides la mierda que decides tragar, yo no perdonaré nada pues me equivoco demasiadas veces, que lo haga Dios si son merecedores de ello, solo pido que no se cambie la historia cuando el viento sople a mi favor pues no voy a cambiar el rumbo.

Por Salva

¿Custodia compartida?

Sí pero con una misma actitud por ambas partes, pues los daños colaterales de una separación son los hijos. Mientras nosotros estamos hechos tras vivir nuestra infancia y habernos desarrollado como adultos, a ellos les ha pillado en su etapa de aprendizaje. El trauma de la separación deriva en un torrente de sensaciones negativas que todos experimentamos: Rencor, ira, desesperación, ansiedad y frustración. Una familia se rompe en pedazos por lo que cambia la vida para todos, siendo fácil que pague el débil pues como ahora vale todo, que cada uno se coja donde pueda.

Los padres que no hemos procurado a nuestra prole una infancia como la nuestra, debemos mitigar el daño que van a sufrir nuestros hijos con una dedicación que les compense. No proyectemos nuestras frustraciones sobre ellos, no han pedido venir a este mundo, ni tienen la culpa de nuestros errores. Menos ser mensajeros de nuestra maldad, ni moneda de cambio de ningún chantaje emocional. Los padres divorciados podemos mantener la distancia cómodamente en casa, mientras ellos tienen que ir de un hogar para el otro les guste o no. Adaptarse a nuevas costumbres, normas, así como aceptar a las nuevas parejas y hermanastros. No debe ser fácil, ni cómodo para quien vivía en la protección de un hogar, tener que dividir su vida.

Dejémosles espacio e intimidad para desarrollarse, sin pedirles y menos imponerles lo imposible. No van a poder condimentar nuestro desaguisado, simplemente intentarán sobrevivir en la parte más fácil, si se ven envueltos en medio de una guerra. En ese caso, será más fácil que tiendan hacia el mal, pues suele creerse y premiarse antes. Quienes se crean sin ventaja frente al otro, por no haber recurrido miserablemente a envenenar la mente de un niño, ni haber inculcado el odio hacia el otro; decirles que ánimo. Con el tiempo sacarán sus propias conclusiones, valorando y apreciando quienes han jugado limpio, si son capaces de darse cuenta algún día.

Por Salva
العربية简体中文EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsРусскийEspañol