Porque abandonaste a tu Padre ¡Igualmente!

Soy tu padre no tu esclavo, no tu colega de copas o tu amigo de faldas engañosas, me rompes tú el corazón con tu engaño y manipulación, tu chulería y tus sucias respuestas, me he cansado de esta condenada situación de ¡título de Padre!

Ayer fue tu elección, esa que me rompió. Hoy soy yo el que te desprecia, el que no te llamará más hijo, el que no estará más en tu miserable mundo. Me desean soledad… lo que no saben es que yo amo y soy amado, no saben que tengo hijastros que me respetan más que mis lazos de sangre, que no vivo con envidiosos ni enfermas de rabia, que no visto de marcas de plástico ni voy a tiendas de ¡nombres ingratos!

Quédate sí, con esa que tanto menú te prepara, de primero egoísmo y de segundo rabia ¿hijo de esa que será tu postre mañana? ¿Cuánto más vas a tragar por interés? No más culpas, yo he luchado, peleado, llorado y jodido un buen ambiente familiar para que tú aquí pudieras estar. He quitado de muchos para premiar tus faltas de respeto, tus mentiras, he pisado a otros para que tú cabrón tuvieras tu sitio! ¡Qué ciego estaba!

Me he preguntado: ¿Contigo qué hago, lo mato? Una pregunta estúpida por callar gritos elaborados por ti! ¿Tú hijo dónde estabas? ¿Cuanta maldad más hay en tu interior, me quitas paz por vencer? Ayer ganaste, hoy has perdido un Padre… yo estoy saciado y sanado Tú vendrás hambriento, en ese momento ¡solo encontrarás silencio! ¡Igualmente!

Por Saho  Ánimo y feliz año.

Dejar un comentario

Cuenta tus experiencias puedes ayudar quienes estén pasando por lo mismo, saludos.