Antes convivíamos con el respeto, la educación, el honor y la obediencia... ¿Qué pasa con los hijos? ¿Quién los educa? Soy testigo de miles de enfrentamientos entre madres, padres con sus hijos, me asombra no saber cómo y cuando se han cambiado los papelesHoy los hijos son los comandantes y los padres los mandados, me asombran los insultos, las malas contestaciones, la arrogancia…

No sé ni dónde ni cómo se pueden perder las riendas del control de una buena educación ¿Tan mal lo hacen hoy en día los padres para perder la admiración de sus propios hijos?

La palabra No es tan positiva como un Sí, padres despertad ya de esos famosos tópicos que los niños son manipulados por estar en régimen compartido o en un ambiente inapropiado. BASTA de excusas todos sufrimos, lo importante es como dibujas Tu vida ante un hijo.

Darle de todo a un hijo no es educar, es malcriar, reírse cuando un hijo dice por primera vez «puta» o «gilipollas» no es gratis, te pasará factura algún día. Aplaudir un mal comportamiento, enseñar a mentir, sustituir tiempo con un hijo cambiándolo por diálogo y dedicación solo por ser líder en una reunión de un bar es de ser poco padres. Culpar a un hijo por una mala educación y responsabilizarlo de sus actos es de ser simplemente un fracaso de padres.

Luego debatimos de igualdades ¿Acaso un hijo puede mandar más que sus padres, dónde? ¡Cuidado con lo que sembráis, dejad el victimismo que luego el impacto es traicionero y amargo! Un hijo tiene que aceptar un No al igual que un Sí. 

Recordad que sin ejemplos no hay huellas y sin huellas se perderán por el caminoEl mayor respeto es hacerse respetar… Si un hijo no te respeta ¿Quién eres?

Por S.R.

Tenemos la estupidez de creer que protección es educación ¡No, no! Es equivocado pensar o cargar con un mal pasado o una mala decisión para proteger el comportamiento de un hijo, ser débil está dentro de cada uno de nosotros, por supuesto uno piensa que los hijos de uno son los mejores ¡No! 

 Los hijos son buenos cuando los padres son mejores, es patético criticar los hijos de otros sin antes mirar los tuyos propios, dejad ya de buscar el problema de creer ser superiores cuando todo vuestro fracaso se refleja en vuestros propios hijos… ¡Sí, Tu resaca emocional está dentro de tu casa! 

Mientras estás vacilando de coche, de chica o chico nuevo y preocupado por tus bíceps o tú… Por enseñar el falso escote ¿Dónde están tus Hijos? Y cuando estás despotricando la noticia de la semana o la vecina del cuarto… ¿Dónde están tus Hijos? ¿Amenazando a un noble chaval, fumando un porro, pegando a un anciano, manipulando, robando algo para ser el guay del grupo?
Eiii al igual que tú, por que seguro que con tus hijos en ese momento no estás.

A veces somos los padres muy egoístas, culpamos por vagos, la sociedad o la moda y luego me río cuando escucho la voz de alguien que dice «Madre mía, mira la hija de la Mari qué pintas lleva» ¡Si vas vestida tú peor! Y los padres que vienen de fiesta reprochando cómo está la juventud jajaja ¿Luego van de pareja con una de 20? 

Qué respeto os puede tener un hijo si no asumes un puto error… ¡Ninguno! Luego llegan las quejas, las lamentaciones y las noticias de la semana cuando ahora tú eres la madre o el padre del ladrón, del traficante, del violador, del genio que tú has creado a tu medida… Ya no hay ganas de criticar, es el momento de poner las culpas al ex, a las compañías, a las parejas, a las abuelas, al perro, a los profesores…

Pero tú, si tú, no tienes de nada la culpa. Simplemente no sabes cuando te volviste tan inútil para que ahora tragues con la mierda que te deja un hijo… ¿Cómo educar a nuestros hijos? Asumiendo una culpa que es tuya y Educándote a Ti primero.

Dejar un comentario

Deja tu comentario:

العربية简体中文EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsРусскийEspañol