Pasan los tiempos, las leyes y las modas… Hoy gracias a esas familias de educación anticuada para muchos son la salvación de muchos hogares…

Es curioso la amnesia que a algunos les traen los hijos. Nos quejábamos de una educación dura y ahora nos lamentamos de la poca vergüenza que tienen algunos. Muchos hipócritas aguantan más manías de los de fuera que de su propia familia, incluso se desvisten en críticas para tapar los fallos de otros que dicen ser ¡su familia!

Creo que se embriagan en su propia ira… pagando en casa ya con gente nueva, errores del presente ahogándonos en un pasado intentando buscar sustituta, no una relación futura.   

Cuidado con usar los valores de antes para desquitar una cobardía… La familia no es un hijo, marido, es tus momentos de cimientos recordando quien fuiste por ello jamás olvides quien eres, solo así sabrás tener el valor de aprender a valorar todo lo que sin ser tuyo se te ha regalado, hijos… ¿Familias?

Por S.R.

Dejar un comentario

Deja tu comentario:

العربية简体中文EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsРусскийEspañol