Vivimos en una sociedad llena de prejuicios donde todo hoy día es superficial. Le damos más que nunca importancia a la figura más que a la cultura, a los amigos o novios más que a los hijos, a la silicona más que al corazón, al sexo más que a la razón, al microondas más que a un fogón.

Algunos de nosotros venimos de la antigua escuela de vida donde la educación y el respeto eran gratuitos, donde la palabra era un pacto, los padres un guía, las horas de comida o cena una reunión necesaria, donde la música en ocasiones era el sonido de carcajadas de unión entre familia.

 ¿Dónde está ese olor de los pasteles, las sopas y los guisos caseros?¿Dónde está la elegancia, la disciplina, la moral, la ciencia de ser algo?

   Modernos os llaman…. ¿Modernos?

Por S.R. 

Únete a la conversación

16 comentarios

Responder a Quike Cancelar respuesta

  1. Llevo casado 8 años tengo 3 hijos trabajo 14 horas al dia y desde que murio mi madre no se lo que es oler comida casera ,hay alguna mujer que cocine? No creeo